El grupo escultórico de Ntra. Sra. de los Dolores

Ruiz Ángel, Gemma; Cecilia Espinosa, Mariano. (2003): “El siglo XX. Una centuria de cambios; Las primeras décadas de siglo. Esplendor y decadencia de la cofradía.1900-1928; El nuevo altar de la Virgen de los Dolores; la reforma del retablo y la adecuación de la capilla para el culto a la imagen; El grupo escultórico de Ntra. Sra. de los Dolores”,75 Aniversario: Mayordomía Ntra. Sra. de los Dolores.1928-2003

Este grupo escultórico estaba formado por las imágenes de la virgen Maria, Cristo muerto en su regazo, San Juan y las Santas Mujeres, tras del Descendimiento de la cruz. representando el sexto misterio de los dolores de Maria. La primera referencia documental que encontramos sobre estas esculturas se remontan hasta 1739, cuando las imágenes fueron doradas, encamadas y retocadas por el pintor José Podio, según  se desprende de la carta de pago otorgada a su favor el 5 de Febrero de 1739. En este año, se remozo la capilla de Ntra. Sra. de los Dolores, dorando algunas de sus partes y decorando la bóveda y paredes con grandes pinturas.

En 1772, se realizo una cruz nueva con espejos, al modo rococó, que realizaron Joseph Ibañez carpintero y Pascual Royo, dorador, por la cual recibieron 12 libras. Este mismo año, Gerónima Bargas y Petrola Barrios ofrecieron una toalla para la cruz, un paño para San Juan y una sabana para las Marías, de bastilla muy fina y preciosos encajes.

En 1773, se pagaron 3 libras y cuatro sueldos por una corona de nácar, engarzada de plata y por hacer medallas del mismo metal. Leonor Rocafull, dio limosna para el altar de la virgen y unos manteles de lienzo fino con encajes, Petrola Barrios, hizo un paño para San Juan y encajes para las toallas de la cruz que sirven en todo el año.

El 6 de Mayo de 1774, estaban concluidas las cuatro coronas de plata para las imágenes, que habían sido encargadas a Miguel Rubira, maestro platero. En estas mismas fechas fueron renovados los vestidos de las efigies que acompañaban a la Virgen19 y se colocó un monte que servia de peana al grupo escultórico que costeo el Pbro. Francisco Maseres, 2° secretario de la cofradía.

Las imágenes se veneraban desde 1774 en un retablo- camarín realizado en madera tallada obra de Francisco Torres y dorado por Francisco Santa Cruz Escorriguela, con seis lienzos de los Dolores de Maria colocados en el intradós de su arco, pinta­dos por Antonio Llopis.

En este ano se concluyó el nuevo camarín de Ntra.; se foró de madera tallada y se colocaron seis lienzos de los Dolores de Maria Santísima con vidrios cristalinos, y además una puerta e cristales, con que esta cubriese esta Santísima Imagen, y se dora, todo mediante su comisario D. Pedro German; y en el día primero este ano 1774 se coloca la Santísima Imagen que igualmente fueron remozados los vestidos de las imágenes que la acompañan …