Javaloyes, Antonia Pilar. (1993): “Manola Pescetto. 1ª Presidenta de la 2ª época de la Mayordomía”, Cincuenta años de imagen: Mayordomía Ntra. Sra. de los Dolores. 1943-1993. pp 77-78

¿Como empieza tu andadura en la Mayordomía? 
Tenía 19 años. Estaba yo hablando con mi novio y llegó la representación a darme la enhorabuena, y dije yo, ¿enhorabuena por qué? y me contestaron, porque vamos a darle el nombramiento de vocal- y de esta manera ingrese en la Mayordomía con Dña. EnriquetaSalmerón como Presidenta.

Manola Pescetto

¿En que año ocurrió? 
En el año 1.926

¿Que recuerdos tienes de la guerra civil en relación con la Mayordomía? 
EI recuerdo que tengo es muy triste ya que lo destruyeron todo. Teníamos una imagen muy bonita, cuyo valor era muy importante y la quemaron.

¿Es cierto que se interrumpieron los desfiles de Domingo de Ramos en esta época? 
Si, efectivamente, al quemarlo todo no hubo nada que sacar a la calle y por ello el desfile estuvo interrumpido durante los tres años que duró la guerra civil.

¿Cómo se reorganiza la Mayordomía después de esta triste etapa de nuestra historia? 
En el año 1940, es nombrada Presidenta Carmita Pastor y a mi me nombraron Vicepresidenta y sacamos una imagen del convento de San Juan que era “La Soledad” que en la actualidad la lleva el Cristo de Zalamea y es la Virgen del Consuelo, pero nosotras la sacamos como “La Soledad” y ese año volvimos a sacar la Procesión a la calle. Pero al marido de Carmita Pastor lo trasladaron y otra vez volvió a tener un paréntesis la Mayordomía. Al año siguiente D. Carlos Irles me mando llamar a mi con toda la junta y no sabiendo cual era el motivo de su llamada nos fuimos a hablar con el y ya en su presencia nos dijo que si seriamos capaces de volver otra vez a organizar esta procesión, volver a sacar la imagen, pedir ingresos para financiar la procesión, y fue tal la inyección de ánimos que nos dio que salimos todas, como el toro cuando sale del toril, pensando en que hacer para poder sacar nuevamente la procesión y de aquella junta salí elegida Presidenta. EI local donde nos reuníamos estaba donde esta ahora Astoria, lo ponía gratis la Vicepresidenta Mercedes Maseres, e invitábamos a la gente y a las autoridades a unos tes, que estaban muy bien, hacíamos también tómbolas y muchas otras cosas incluso fuimos de casa en casa pidiendo dinero para este fin.

¿Cómo surge la realización de la nueva imagen de la Mayordomía?
Fue D. Carlos Irles el que nos sugirió que debíamos hacer una nueva imagen y nosotras pensamos que debíamos ir al mejor escultor que hubiera. Aprovechando mi estancia en Madrid, ya que me tuve que ir a vivir una temporada a la capital de España, fui a visitar a Benlliure el cual me recibió magníficamente y me apuntó que tenía una gran ilusión en realizar esta imagen, tal fue su interés que posteriormente me mandó una carta personal insistiendo en la realización de la imagen. El Sr. Benlliure tenia 80 y tantos años y vi que su vista estaba algo precaria, usaba unas gafas muy gordas y temerosa por esto se lo comunique a la junta. La junta enseguida me contestó que no podíamos correr riesgos y dijo que de ninguna manera, la tenía que realizar un escultor de fama y que estuviera capacitado y fue cuando pensé en Coullart- Valera el cual había expuesto en Bellas Artes la maqueta de “EI Prendimiento” que fue premiada con una medalla de Oro. Me fui a Bellas Artes, estuve hablando con el y me dijo que estaba encantado de realizarla. Me invitó un día a ir a su despacho y allí ultimamos los detalles, me dio el presupuesto, se lo comunique a la junta y lo aprobamos.

¿Tienes alguna anécdota que contar sobre la realización de la imagen? 
No es que sea una anécdota, sino que aprovechando mi estancia en Madrid hice el seguimiento de como se realizó 1a imagen e iba con mucha frecuencia a ver como se hada. Vi primero una viga gordísima de madera de donde después esculpirían la imagen y me parecía increíble que de allí pudiera salir una imagen tan bonita. Primero la hicieron en barro, después en escayola y por ultimo en madera. Como anécdota contare que eran tantas la veces que iba al taller que entraba como en mi casa. Allí había un señor educadísimo que me recibía siempre de maravilla pero un día cuando me disponía a entrar me dio un grito ¡No entre!, y me dije yo, vaya cambio ha dado este hombre, pero al momento salió corriendo y nos explicó que el decirnos que no entráramos era porque tenia al modele completamente desnudo. Era un gitano con un cuerpo, según nos explicó, perfecto pero la cara era bastante fea y que le servia siempre de modelo para todas las imágenes del Señor.

¿Se tardó mucho tiempo en hacer la imagen? 
Un año aproximadamente. En el año 1943 ya se sacó en procesión la nueva imagen.

¿Cómo acogiste la noticia del nombramiento de la Mayordomía como institución de la Orden de San Antón, y la delegación en tu persona? 
Con una satisfacción enorme. Nunca me hubiera pensado que a estos años se acordaran de la presidenta. Estoy muy agradecida al nombramiento y a la representación que ostento.

¿Qué sientes al poder celebrar el cincuentenario de esa imagen en la que tuviste tanto que ver? 
Es una satisfacción muy grande el poder estar viva para representar a la Mayordomía.

¿Consideras que han cambiado mucho las cosas desde tu época hasta ahora? 
Si, han cambiado, porque cuando nosotros empezamos a sacar esta procesión no iba nadie y era una pena ver a las mantillas llegar al lugar de encuentro para la salida en tan reducido número. La gente joven de aquella época no tomaba parte en este desfile,lo rehuían, incluso las que salían 1o hacían con trajes poco apropiados por la diversidad de los colores que utilizaban y eso parecía que dañaba un poco a la vista y fue cuando se decidió que salieran todas de negro. Esta medida parece que empezó a animar más a la gente. Después tuvimos la fatalidad, mientras que yo fui presidenta, de un viento horroroso cada vez que sacábamos la imagen, se volaban las mantillas, los trajes, las velas se apagaban, era un continuo sufrimiento. Y al pasar los años poco a poco fueron saliendo más mantillas pero nunca en tanto número como ahora.

¿Qué dirías en este momento a la Mayordomía? 
Que lo hacéis maravillosamente y que sigáis con el mismo entusiasmo que pusimos nosotras. Esa es la herencia que creemos os hemos dejado “ENTUSIASMO” Y que es lo que la Virgen quiere.

Muchas gracias. Retomamos ese entusiasmo y que lo llevemos durante toda la vida y sepamos pasarlo a las que nos sucedan.

Queremos hacerte una petición y es que este año desfiles con nosotras, seria un gran honor tenerte en la procesión. 
Pues si las piernas no me fallan cuando llegue el momento allí estaré.